Protector solar - Cremas

Protector solar - Cremas

Productos: Protector solar - Cremas

El sol es imprescindible para la vida, y para las personas es necesario para la síntesis de la vitamina D, que favorece la circulación sanguínea y mejora algunas enfermedades de la piel. Sin embargo, una exposición intensa o crónica del sol tiene consecuencias negativas como son quemaduras en la piel, lesiones oculares, envejecimiento, manchas en la piel y cáncer de piel. Son especialmente nocivas las exposiciones en las edades infantiles y jóvenes, claramente relacionadas con el riesgo de aparición del cáncer de piel.

Para protegerse de estos efectos negativos siempre que se exponga al sol le recomendamos que se proteja de las radiaciones solares con sombreros o gorras y sobre todo utilizar las cremas de protección solar. Las cremas solares contienen sustancias que actúan como filtros solares, reduciendo la cantidad de rayos que penetran en la piel, evitando quemaduras y el envejecimiento de la piel, si se usan adecuadamente ( aplicar varias veces si estamos horas en el sol, o si salimos de tomar un baño).

Para conseguir un efecto óptimo de la crema solar debemos elegir la crema y el índice de protección adecuado al tipo de piel. Aplicar la crema antes de salir a la playa o a la piscina, o antes de la exposición solar, como minimo 30 minutos antes. Extender la crema sobre la piel seca para tener una buena absorción. No dejar ninguna zona sin protección. Cuando se inicia la temporada estival, deben utilizarse cremas con mayor índice de protección solar al principio, pudiéndolo reducir a medida que la piel se pone morena, aunque depende del tipo de piel, las pieles muy blancas y sensibles deberían continuar con máxima protección. No aplicar en la piel perfumes ni colonias que contengan alcohol porque son fotosensibilizantes. Usar protector solar aunque este nublado, evitar la exposición solar entre las 11 y las 15 horas, proteger cabeza con un sombrero o gorra, usar gafas de sol y protector labial. Durante la exposición solar deberíamos hidratarnos con agua o líquidos son alcohol para evitar deshidrataciones. Si toma algun medicamento vigilar que no sea fotosensibilizante. En niños usar protección total y específica para niños, pues son cremas solar sin tensioactivos para pieles más delicadas que las adultas. En deportistas utilizar cremas resistentes al sudor o al agua. Debemos elegir el protector solar también en función de si tenemos la piel seca o grasa, o es una piel madura o joven, asi como si queremos que nos de un toque de color. Exiten varias presentaciones de protectores solares, podemos elegir entre cremas solares en gel, crema, spray, leche, polvos compactos, etc… También recomendamos usar complementos orales para proteger la piel.

Toda una variedad de productos para la protección solar facial y corporal, así como una serie de complementos nutricionales solares para potenciar el bronceado y preparar la piel para la exposición solar, de manera que protegemos nuestra piel a la vez que favorecemos un bronceado bonito y mas perdurable.

También encontrarán toda una serie de autobronceadores y productos para después del sol, pues una buena hidratación después de la exposición solar ayuda a mantener una piel sana y mejor bronceada.

Protector solar - Cremas Hay 53 productos.

Subcategorías

  • Facial

    La primera causa de envejecimiento y del cáncer de piel es la exposición a la radiación ultravioleta. Para mantener una piel del rostro sana, joven y sin manchas es necesario, tanto en invierno como en verano, el uso de protectores solares.

    Los bloqueadores o protectores solares pueden contener filtros químicos, pueden ser pantallas solares, o una combinación de ambos. 

    Los filtros son sustancias químicas que absorben la radiación ultravioleta, impidiendo que lleguen a las capas más profundas de la piel.

    Las pantallas solares contienen óxido de zinc y óxido de titanio que bloquean la absorción de la luz ultravioleta produciéndose un rebote de los rayos solares, funcionan como un espejo y como no tienen químicos son más adecuados para las pieles sensibles o personas con alergias.

    Debemos tener en cuenta los siguientes factores para elegir el protector solar correcto:

    1.    Que el factor de protección Solar SPF sea SPF50,  máxima protección.
    2.    Que contengan componentes para la protección  de la radiación Ultravioleta A (UVA) responsable del envejecimiento de la piel y también protección para la radiación Ultravioleta B (UVB) responsable del cáncer de piel.
    3.    Debemos buscar marcas de la industria farmacéutica reconocidas y que pueden ser avaladas por organismos reguladores como la FDA,COLIPA
    4.    Tener en cuenta tu tipo de piel. Es importante escoger el protector solar adecuado para cada tipo de piel, con las características antes mencionadas, conservando la estética para que la piel del rostro no solamente esté bien protegida sino que luzca bien” 

    Para la Piel Seca: Usar protectores solares en crema

    Para la Piel Mixta: Geles, Gel-crema, fluídos.

    Para Pieles grasas: Son más adecuados los geles, fluídos matificantes y lociones de texturas ligeras.

    Un factor muy importante es la correcta aplicación de la crema solar:

    En verano al igual que en la época de invierno:

    Aplicar una capa uniforme, incluso en los párpados inferiores, en el cuello y en las manos, en las mañanas después de las cremas hidratantes y antes del maquillaje (mujeres)

    1.    Repetir al medio día. (puede ser sobre el maquillaje)

    La efectividad y tiempo máximo de duración de la fotoprotección es de 4 horas.

    Si estamos en la playa:

    Aplicar una capa uniforme 30 minutos antes de la exposición solar y repetir cada hora, sobre todo entre las 11:00 a.m. y las 3:00 p.m..

    Adicionalmente es necesario usar un sombrero y lentes de sol con protección ultravioleta.

    Cuando entras a la piscina o al mar: el tiempo de protección máximo es de 45 minutos, por lo que se recomienda re-aplicar el producto.

    La Comisión Europea ha aprobado una recomendación que regula la clasificación y los requisitos de eficacia de los productos de protección solar para facilitar al consumidor la elección del producto que más se adapte a sus necesidades

    Acofarma, la marca de la farmacia, ha lanzado una completa gama compuesta por una decena de referencias que incluye lociones corporales, cremas faciales, lociones pediátricas y after sun.

  • Facial con Color

    ¡Qué guapos/as  estamos morenitas y morenitos bajo el sol! Durante el proceso de bronceado atravesamos momentos en los que nuestra belleza yace oculta por los litros de crema de protección que nos separa del mundo, y la verdad es que dentro de las opciones es la segunda más buena opción, la primera: las cremas solares faciales con máxima protección y color. 

    El foto envejecimiento de la piel, manchas solares, quemaduras... muchos son los temores que nos acompañan cuando estamos en la hamaca. Por ello, para prevenir cualquier efecto adverso acudimos a las lociones de alto espectro para protegernos de los rayos ultravioleta. Lo malo de tan alta protección es que la mayoría de las cremas dejan una película blanca sobre nuestra piel, transmitiendo una imagen brillante y blanquecina muy poco favorecedora.

    Pero si lo queremos es estar guapos bajo el sol sin dejar de proteger nuestra piel tenemos la fantástica opción de las cremas solares faciales con color. Especialmente recomendamos la crema solar ACOFAR, marca de farmacia, y con unas texturas adecuadas para cada piel.

  • Corporal

    Aunque durante el verano es importante protegerse del sol, también debemos protegernos durante todo el año, no sólo para prevenir el envejecimiento sino para evitar tumores malignos en la piel.  Es importante recordar que debemos protegernos muy bien del sol y por eso necesitarás un buen fotoprotector que cuide de ti y de toda tu familia

    Cada tipo de piel es diferente y es por eso que debemos prestar atención a las necesidades de cada una de ellas.

    Para elegir un fotoprotector hay que tener en cuenta una serie de factores: A quién va dirigido -niño o adultos-, la zona en que se va a aplicar el fotoprotector, qué tipo de piel -normal, seca, grasa, con tendencia acnéica- o qué fototipo tiene la persona que lo va usar (este viene determinado por las características de la pigmentación de la piel, los ojos, el cabello, y la capacidad para broncearse).

    Del fototipo depende la sensibilidad de cada individuo a la radiación ultravioleta y la formación de eritema solar (enrojecimiento). En la población existen diferentes fototipos: 

    - Fototipo I: Nunca se broncea, siempre se quema, color de pelo pelirrojo, ojos azules.

    - Fototipo II: A veces se broncea, a veces se quema, pelo rubio, ojos azul/verde.

    - Fototipo III: Siempre se broncea, rara vez se quema, pelo castaño, ojos gris/marrón.

    - Fototipo IV: Siempre se broncea, nunca se quema, pelo negro, ojos marrones.

    También hemos de tener en cuenta la estación del año y la altitud.

    La estación (en verano la radiación solar nos llega con toda su energía), además de la hora del día (la intensidad de radiación solar es máxima entre las 12 y las 16 horas). La altitud (el riesgo de quemaduras se incrementa con la altura, cada 300 m aumenta un 4%). El agua, la nieve y la arena reflejan las radiaciones haciendo que se sumen sus efectos al incidir directamente sobre la piel y el UVI (estimación promediada de la radiación ultravioleta B solar máxima, en la superficie de la tierra a la hora del mediodía).

    Se divide en radiación UV baja (valores 1 a 3), radiación media (valores 4 a 6), radiación alta (valores 7 a 9) y radiación extrema (superiores a 10). A mayor valor de radiación, mayor índice de protección solar.

    Otro aspecto importante para tener en cuenta es la caducidad de los fotoprotectores, las cremas solares están formuladas para mantenerse en unas determinadas condiciones que garantizan la estabilidad del producto. Si el producto ha estado expuesto a cambios de temperatura, humedad… es difícil asegurar que los activos que llevan en la fórmula sean realmente efectivos. Por ello es mejor no utilizarlos y renovarlos anualmente.

    La piel de la cara es conveniente protegerla también en invierno porque está expuesta a la radiación solar. Existen productos especialmente formulados para esta zona que además de los activos fotoprotectores, llevan, vitaminas, antioxidantes….que ayudan a prevenir frente al envejecimiento de la piel y cuyas texturas son más apropiadas para la cara.
    Por ello, es recomendable utilizar el producto adecuado para cada zona del cuerpo.

    A partir de los 50 años la piel ha perdido el 30% de su espesor y los cambios hormonales provocan que la producción de melanina se desorganice, el cutis cada vez es más fino y vulnerable para exponerse al sol sin protección. La piel de las personas mayores está bastante desorganizada debido al envejecimiento cutáneo y es proclive a la aparición de manchas y quemaduras.

    Hay que evitar las exposiciones prolongadas en las horas de máxima radiación y recurrir a las sombrillas y los sombreros. Otro factor sumamente importante que deben tener en cuenta las personas mayores es que hay muchos medicamentos que se toman de forma crónica que producen reacciones de fotosensibilidad cuando la persona se expone a la radiación solar.


  • Después del Sol

    Después de largas horas de exposición solar, nuestra piel se vuelve mucho más sensible. Para evitar la aparición de enrojecimientos, tirantez y sequedad debemos hidratarla, pero que utilizamos ¿hidratante o after-sun?

    Muchas veces utilizamos uno en lugar del otro y lo cierto es que no desempeñan la misma función. El objetivo del After Sun  es recuperar la piel tras la exposición solar, mientras que la hidratante tiene efectos a largo plazo, devuelve la flexibilidad e hidratación a la piel, pero no actúa de forma inmediata contra las agresiones del sol. 

    Además, la sensación de frescor que te aporta un After Sun es completamente diferente a la de tu hidratante diaria, ya que en su formulación, se han compuesto de forma diferente. Por eso es altamente recomendable el uso de after-sun después de una exposición solar.

    En primer lugar, su uso devuelve a nuestra piel el confort que ha perdido tras las largas horas expuesto al sol, viento y agua. Sus activos refrescantes alivian la sensación de quemazón en las zonas más afectadas. 

    Pero, además, la que más nos gusta es… ¡Que nos ayuda a conseguir un moreno mucho más bonito! Prolonga el bronceado y ayuda a que nuestra piel se mantenga sana, suave y elástica, embelleciendo nuestra dermis.

    Lo ideal es aplicarlo justo después de la exposición solar y con la piel limpia, por lo que el momento perfecto es después de una ducha. ¡Aplícalo de forma abundante y no dejes ninguna parte de tu cuerpo sin cubrir!

    Tu piel lo agradecerá y lucirás una piel más bonita y bronceada.

  • Autobronceadores
  • Complementos Orales

    Para que la protección solar sea la más adecuada debemos recurrir a las cuatro normas básicas para protegernos del sol.

    Como todos sabemos las cremas solares tópicas son imprescindibles. Son sustancias que tienen la capacidad de absorber, reflejar o dispersar la radiación, evitando que penetre en la piel y que cause por tanto daño.

    Elegiremos aquel que nos ofrezca la cobertura más amplia y se adapte mejor a nuestro tipo de piel, es recomendable elegir índices de protección (SPF) altos o muy altos, esto es, índices que estén por encima de 30.

    Por otro lado la ropa y los complementos protectores también hacen una gran función: Los sombreros que proporcionan una protección variable, que va a depender del tejido, del calado del mismo, y de la anchura del ala.

    Las gafas de sol que nos protegen los ojos. La eficacia de esta protección depende del tamaño, de la forma y de los materiales de absorción UV incorporados en las lentes.

    Evitar las horas de exposición solar entre las 12:00 y las 16:00 horas, pues la radiación UV es más intensa y perjudicial en esas horas próximas al mediodía.

    Y no olvides que aunque el día esté nublado sigues siendo necesario el uso de fotoprotección pues la intensidad de las radiaciones UV puede ser mayor en los días nublados y con mayor humedad ambiental, ya que la presencia de más vapor de agua en la atmósfera aumenta la dispersión de las radiaciones y por tanto nuestra exposición.

    Y por último la fotoprotección oral como complemento a la fotoprotección tópica. Aunque protegen la totalidad de la piel y no están sujetos a la forma de aplicación, la eliminación por el agua o el sudor o la reaplicación, no debemos  olvidar que la fotoprotección oral es un complemento a la fotoprotección tópica para cubrir las limitaciones de esta, y que no la sustituye.

    El objetivo de los fotoprotectores orales es tratar de elevar la capacidad antioxidante cutánea para ofrecer una respuesta más eficaz al daño oxi­dativo causado por una exposición solar excesiva. Con un doble efecto, preventivo y reparador.

    Existe una nueva generación de compuestos, principalmente sustancias naturales procedentes de plantas, que está siendo de gran interés entre los especialistas en fotoprotección, debido a sus propiedades beneficiosas cuando se administran vía oral. La mayoría tiene en común importantes pro­piedades antioxidantes y, en algunos casos, además, estimulan los meca­nismos de reparación de la piel, como son la síntesis de colágeno y la repa­ración del ADN celular.

    Algunos de estos compuestos orales con capacidad fotoprotectora inclu­yen: vitaminas o derivados vitamínicos, compuestos derivados de plantas,etc.. Altamente recomendables para tener una piel saludable y bonita.

  • Protección Solar...

    Todos los protectores solares "ecológicos" (es decir certificados EcoCert, BDIH, AIAB, Soil Association etc.) son productos con "protección mineral". No obstante esto no se debe de confundir con "aceites minerales (petroleo)". No tiene nada que ver. 

    Lo protectores minerales utilizados en cremas solares ecológicas son generalmente óxidos como por ejemplo de titanio o de zinc (ver lista de ingredientes Titanium Dioxide y óxido de zinc) que no tienen ningún efecto negativo sobre la piel. 

    Al contrario de productos convencionales su efecto protector es físico y no químico, es decir: Se trata de partículas blancas (por eso el color del producto) muy finas que reflectan la luz del sol y así evitan que llegue a la piel.

    Luego los demás ingredientes son aceites con efectos hidratantes y antioxidantes (p.ej. Hippophae Rammanoidis - Espino Amarillo) que protegen la piel, perfumes (aceites esenciales únicamente) y conservantes naturales (aceites esenciales con efectos antisépticos o vitamina E).

por página
Mostrando 1 - 12 de 53 items
  Carrito: 0 producto Productos vacío    

Ningún producto

Envío gratuito! Transporte
0,00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.

Total productos: (tasas incluídas)
Total envío: (sin IVA) Envío gratuito!
Total (tasas incluídas)
Continuar la compra Ir a la caja

PayPal